Por el cierre de Ferrobaires, más de 50 trabajadores podrían quedar en la calle
El cierre de la firma podría afectar a varias familias de Bahía Blanca

El decreto firmado por la gobernadora María Eugenia Vidal el pasado 22 de enero, que dispone la disolución de Ferrobaires a partir del 15 de marzo y el traspaso de los trenes a la Nación, generó un clima de incertidumbre para los empleados de la firma en Bahía Blanca y la zona, ante la posibilidad inminente de quedarse sin su fuente laboral.

Según explicó Marcelo Pereyra, empleado de los talleres Maldonado, la cúpula dirigencial pretende obligarlos a firmar una especie de retiro voluntario, o bien hacerlos esperar hasta la fecha límite para cobrar una liquidación que, estiman, sería similar a la recientemente ofrecida.

“Hace una semana nos dijeron que iban a venir a entrevistar a todos los empleados para evaluar cada caso en particular. Pensamos que era para explicarnos cómo sería el traspaso a Nación, pero en realidad terminó siendo para incitarnos a firmar una especie de retiro voluntario, que se convierte en obligatorio”, relató Pereyra

Pereyra contó que «el papel que contenía la propuesta no tenía ninguna firma de la empresa» y que ofrece «un sueldo por año trabajado, además de un 20 por ciento extra».

“Ya le hicieron la propuesta a algunos y los otros tendrán que ir mañana (miércoles). Una vez que terminen de pasar todos, la idea es juntarnos y evaluar qué acciones tomar para defender las fuentes laborales”, agregó.

La medida afecta a unos 58 empleados de los talleres y a casi 100 en toda la zona.

Según Pereyra, hasta el propio intendente se vio sorprendido por esta situación ya que él también suponía que los trabajadores iban a ser transferidos a Nación.

“El decreto solamente tiene en cuenta los inmuebles y no al personal”, mencionó el empleado, quien aseguró que recibieron apoyo desde el bloque de concejales de Cumplir y Unidad Ciudadana.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.