Protesta de camioneros paraliza el transporte de cereales en todo el país

Una protesta de dueños de transportes de cereales por mejoras en las tarifas amenaza con paralizar completamente la exportación de granos, y las principales entidades del sector reclamaron la «pronta intervención» del Gobierno. 

Los dueños de los transportes de carga realizan protestas con cortes en rutas y en los accesos a los principales puertos del país en reclamo por un aumento en las tarifas. La medida se replica en varios puntos de la provincia de Buenos Aires, donde se les pide a los camioneros que detengan su marcha allí o vuelvan a su lugar de destino. También hay piquetes en varios puertos.

Según se informó, la protesta es realizada por un grupo identificado como Transportistas de Granos Autoconvocados (TGA), pero no es apoyada por las principales cámaras del sector.

La protesta afecta principalmente a los camiones que se dirigen a los puertos, obligando a las exportadoras a embarcar más mercadería de lo que pueden reponer. En ese marco, se espera que en los próximos días los exportadores se queden sin stock para continuar con los envíos.

Las firmas exportadoras denunciaron una «inminente parálisis total» por esta situación. A través de un comunicado, la Cámara de la Industria Aceitera de la República Argentina (Ciara) y el Centro de Exportaciones de Cereales (CEC), calificaron la protesta como «inusitada», y denunciaron que los manifestantes, «ejerciendo la violencia o con piquetes, impiden que circulen camiones con la materia prima de granos por las principales rutas del país, que desembocan en los puertos».

«Se encuentran virtualmente paralizadas todas las principales plantas agroindustriales y puertos exportadores de la Argentina», advirtieron.

El conflicto produjo una reducción del 70% en vehículos que llegaron a las plantas procesadoras y los puertos. Los datos relevados por las empresas marcan que ayer la merma de transportes superó el 90%.

En la provincia de Buenos Aires, la protesta afecta a los puertos de Bahía Blanca y Necochea principalmente. En Chivilcoy, en tanto, los transportistas se congregaron el fin de semana en los cruces de las rutas 5 y 30 y en la 30 y 51.

Pablo Valea, en representación de los camioneros autoconvocados, dijo al diario La Razón que «volvimos a las rutas porque la situación ya no da para más. Estamos parando muchos camiones cargados que salieron a pesar que el paro nacional está vigente desde el 30 de enero. Hay muchos compañeros que no acatan la medida y salen a la ruta».

«El paro comenzó el martes 30 de enero y la respuesta se está haciendo esperar demasiado. Nosotros decidimos abandonar la ruta la semana pasada, para que el reclamo sea más pacífico, pero decidimos volver porque, en otros lugares, la medida está más fuerte y seguramente, en caso de no tener respuestas, se irá agravando», aseguró.

Pedido de intervención

En este marco, organizaciones empresariales del agro pidieron al Gobierno su «pronta intervención» en el conflicto. El gerente de Comunicaciones de Ciara, Andrés Alcaraz, dijo que «si bien la protesta es contra productores y acopiadores, que contratan a los camiones para hacer llegar los granos a los puertos y a las plantas industriales, la situación es crítica y puede impactar en la liquidación de divisas».

En la misma línea, Confederaciones Rurales Argentinas (CRA) rechazó «las escenas violatorias del libre tránsito, del derecho de propiedad, del respeto a la ley y con fuerte impronta de desorden social».

Por su parte, la Sociedad Rural emitió un comunicado donde expresó su «repudio a la violencia de transportistas y productores». (DIB)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.