CHACABUCO:El drama de un adolescente que quiso defender a su familia y mató a la hermanita de 9 años

Escucharon ruidos en los techos de la casa. El joven de 19 años buscó una escopeta y al manipularla se escapó un disparo

El drama de un adolescente que quiso defender a su familia y mató a la hermanita de 9 años

ESMERALDA BARQUERO

Un joven de 19 años escuchó ruidos en el techo y quiso defender a su familia de lo que parecía un robo, en su casa de la localidad bonaerense de Chacabuco, pero al manipular la escopeta accidentalmente se escapó un tiro que mató a su hermanita de 9.

La tragedia ocurrió a las 9.20 del miércoles en una vivienda de Laprida y avenida Alsina, cerca del centro de esa ciudad, donde Esmeralda Barquero (9) dormía en la cama de la habitación de su madre, Rosario, junto a su hermana de 13 años.

Las tres escucharon que alguien caminaba por el techo. Brian Torres (19), medio hermano de las chiquitas, también los oyó y se acercó al cuarto de su madre.

Hernán José Barquero (48), papá de las chicas e ingeniero conocido en la ciudad, no estaba. Brian, estudiante, comparte la habitación con su abuelo Huber Barquero (85), al que también cuida por sus problemas de salud.

Rosario fue a ver lo que ocurría junto con Brian, que tomó una escopeta de caza antigua de su padrastro, se asomó por una ventana al patio y al ver una silueta intentó disparar, pero el arma se trabó y las municiones no salieron.

Brian volvió a la habitación adonde su madre llamaba a la Policía y trató de revisar la escopeta, lo que desató la fatalidad. El arma -que era de carga manual- se accionó. La bala fue directo al rostro de su hermana Esmeralda, que murió en el acto.

La madre le avisó a la Policía lo ocurrido y los agentes de la comisaría de Chacabuco encontraron a la nena sin vida. Brian quedó aprehendido en un primer momento pero fue liberado luego de declarar.

El fiscal Daniel Nicolai, a cargo de la Fiscalía N° 11 descentralizada de Chacabuco, lo imputó por “homicidio culposo” pero consideró que “al no haber riesgo de fuga”, puede quedar en libertad. “Con la situación que está viviendo la familia, el drama se hubiera acrecentado si quedaba detenido”, dijo un funcionario.

“LOS CARTUCHOS ESTABAN LEJOS”

Hernán Barquero contó ayer que su familia ya había sufrido un intento de asalto, pero entonces la escopeta de su padre no tenía proyectiles Brian lo ayudó con un rifle de aire comprimido.

“Hace un tiempo descubrimos dos ladrones en el fondo de casa. Yo tomé la escopeta desarmada de mi papá y quise echarlos, pero un tercero me sorprendió desde atrás”.

Y siguió: “Fue entonces que Brian, que tenía su escopeta de aire comprimido, apareció y me ayudó a sacarme al delincuente de encima. Ese día se me ocurrió comprar los cartuchos”, dijo Barquero al canal TN, aunque aclaró que los tenía “en una caja, lejos de la escopeta”.

El ingeniero se enteró de lo que había sucedido con Esmeralda cuando estaba en un curso de capacitación en Buenos Aires, viajó a Chacabuco y se fue para la comisaría.

“Lo tenían retenido (a Brian). Declaré que fue un accidente y hablé en la comisaría con él. Ahora está contenido en la casa de un amigo”, indicó Barquero.

Aunque los investigadores no pueden asegurar que el miércoles pasado haya existido un intruso en la casa de la familia, Barquero aseguró que sí: “Hubo una persona que saltó por arriba del techo. Ya declaró una persona que lo vio y hay una cámara en la esquina que tal vez captó la imagen del delincuente escapando en una moto”, indicó. Y agregó: “Toda mi familia sintió que cruzaba el techo y saltaba al patio”.

El hombre refirió también que Chacabuco, ubicada a unos 215 kilómetros de la Capital Federal, “no es más una ciudad tranquila” y describió que se ven “más motochorros” y que “las entraderas ocurren más que nada en casaquintas”.

Por eso destacó: “Esto ocurrió a la 9 y en el centro. Prácticamente, no es normal”.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.