La Policía Federal brasileña investiga si Arribas cobró coimas por US$ 850 mil

En un operativo realizado en San Pablo y Minas Gerais se desarticuló una banda que lavaba dinero a través de firmas fantasma, una de las cuales -según Leonardo Meirelles- habría usado el titular de la AFI. 

El titular de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI) Gustavo Arribas, volvió a ser vinculado con las mega investigación contra el lavado de dinero conocida como Lava Jato. Sin nombrarlo directamente, la Policía Federal brasileña lo mencionó como una de las personas que utilizaron empresas fantasma para sacar dinero de Brasil, a través de una red que también era utilizada por otra banda delictiva desarticulada este jueves.

Según informó en un escueto comunicado, la Policía Federal brasileña realizó un operativo en el marco de la causa Lava Jato, en el que a través de quince allanamientos desbarató una organización dedicada al lavado de dinero a partir de fraudes de una empresa de recolección de basura contratada por la alcaldía de San Pablo llamada Consorcio Soma. Esta firma montó una red a la que estaría vinculado el titular de la Agencia Federal de Inteligencia, según informaron los diarios locales O Globo y Estado de Sao Paulo. La policía bautizó el trabajo como «Operativo Descarte».

En la red que contó con la participación de Soma fueron utilizadas empresas de fachada, y según las primeras informaciones, al menos una de ellas habría girado cerca de 850 mil dólares a Gustavo Arribas, consignó el portal del diario O Globo.

«Una de las células del esquema delictivo remitió parte de los valores al exterior, a favor de un funcionario público argentino coludido con operadores financieros que posteriormente serían presos» dice el comunicado de la Policía Federal.

Los investigadores se basaron en las delaciones de los cueveros arrepentidos Leonardo Meirelles y Alberto Yousseff, que colaboraron en el proceso Lava Jato, conducido por el juez anticorrupción brasileño Sergio Moro.

Según el comisario Victor Hugo Rodrigues Alves Ferreira, se sospecha que ese sistema de lavado pudo haber sido utilizado para pagar sobornos a funcionarios públicos.

Arribas, que en Argentina fue sobreseído por el juez Canicoba Corral y la Cámara Federal porteña -en un fallo que está apelado- volvió a desmentir su vinculación a través de un comunicado. (Clarín)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.