Confirman otra renuncia y Vidal deberá cubrir vacantes en el Tribunal de Cuentas

Se jubila el vocal Gustavo Fernández. Ahora el Gobierno tendrá que acelerar el paso para el envío de pliegos al Senado

El gobierno bonaerense entró en tiempo de descuento para la definición de los nombres que promoverá para la cobertura de tres vacantes en el Tribunal de Cuentas. Es que el 31 de mayo se jubilará uno de los vocales y el organismo se quedará sin quórum para emitir fallos.

EDUARDO GRINBERG

Distintas fuentes confirmaron ayer a este diario que el vocal Gustavo Fernández presentó la renuncia a fines de febrero, y que tiene previsto dejar el cargo el último día hábil de mayo. De esta manera, de los cinco miembros plenos del Tribunal, sólo quedarán en funciones el presidente Eduardo Grinberg y el otro vocal, Miguel Teilletchea.

Esta particular situación se registra a partir de que vacantes que se produjeron durante el gobierno de Vidal no se cubrieron. La primera fue producto del fallecimiento de la vocal Cecilia Fernández, hacia fines de 2016. La segunda, tras la jubilación de Héctor Giecco, en abril del año pasado.

MIGUEL TEILLETCHEA

El Tribunal de Cuentas siguió funcionando con tres integrantes, pero con el alejamiento de Fernández ya no tendrá quórum para emitir fallos.

“Podrá seguir realizando investigaciones a través de relatores y auditores, como así también hacer presentaciones ante la Fiscalía de Estado, pero no podrá fallar las rendiciones de gastos de organismos públicos provinciales y municipales”, señalaron las fuentes consultadas por este diario.

GUSTAVO FERNÁNDEZ

El Tribunal de Cuentas se apresta a emitir fallos sobre el primer año de la gestión de Vidal y de los intendentes que asumieron a fines de 2015, buena parte de ellos de Cambiemos. Ese trámite no se verá afectado porque el organismo debe cumplimentarlo entre abril y mayo.

La intervención del organismo en relación a los gastos del primer año de gestión de la mandataria genera una fuerte expectativa.

En medio de las salidas, en los últimos meses se especuló con la posibilidad de que también renunciara Teilletchea, que está en condiciones de jubilarse. Sin embargo, esas versiones fueron perdiendo peso en el último tiempo.

El gobierno de Cambiemos evitó hasta el momento nombrar reemplazantes por una cuestión sencilla. Hasta diciembre pasado no tenía mayoría propia en el Senado, una situación que lo obligaba a negociar con la oposición para poder aprobar pliegos.

A partir del resultado de los comicios de octubre pasado, ahora el oficialismo tiene número suficiente como para imponer condiciones en la Cámara alta.

De todas formas, se especula con que el gobierno de Cambiemos ceda al menos uno de los dos espacios a la oposición.

Si bien la cobertura de estas vacantes se maneja en el marco de un fuerte hermetismo, uno de los nombres que se menciona por el lado del oficialismo es el de Fernanda Inza, una contadora que está a cargo de la secretaría Legal y Técnica.

Contar con el título de contador público es condición sine qua non para acceder a las vocalía vacantes en el Tribunal de Cuentas.

Hace unos meses también se mencionaba a Malena Baro, una ex senadora que se fue del Frente Renovador de Sergio Massa y terminó su mandato articulando con Cambiemos.

Por el lado del massismo, se habló hace algún tiempo de Matías De Urraza, quien cumpliera funciones en el bloque de diputados.

En medio de las especulaciones, se habla de la posibilidad de que Vidal tenga un gesto hacia el peronismo dialoguista representado por varios intendentes.

Los legisladores que responden a esos alcaldes fueron clave, por caso, para que la mandataria sacara el Presupuesto sin sobresaltos de la Legislatura.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.