Piñera asumió por segunda vez presidente de Chile

El conservador Sebastián Piñera asumió este domingo su segundo mandato en Chile para el periodo 2018-2022 con la promesa de acelerar la economía y el reto de administrar el legado de reformas de la socialista Michelle Bachelet. 

El presidente del Senado, el socialista Carlos Montes, tomó juramento a Piñera y le impuso la banda presidencial de parte de una emocionada Bachelet, quien por segunda vez en los últimos ocho años, ayudó al nuevo mandatario a ceñírsela antes de darle un beso y abandonar el hemiciclo junto a su gobierno.

Tras tomar juramento a los miembros del gabinete, Piñera, en compañía de la primera dama Cecilia Morel, ofreció una recepción a sus invitados, entre ellos, los mandatarios de Argentina, Bolivia, Brasil, Ecuador, Honduras, México, Perú y el rey emérito de España Juan Carlos I.

Al abandonar el Congreso, el nuevo presidente fue ovacionado por un centenar de adherentes: «Cuando él estuvo en el gobierno anterior (2010-2014), hubo trabajo, la salud también mejoró, entonces creo que (ahora) va a hacer más y mejor», dijo Claudia Fernández, mientras por un parlante se escuchaba fuerte el «Agárrense las manos que vienen tiempos mejores», el pegajoso lema de campaña del candidato.

«Estoy muy esperanzado. El presidente Piñera tuvo un excelente desarrollo económico en el gobierno anterior», agregó Pablo Hidalgo, también a las afueras del Congreso.

Sentida despedida

Sin embargo, fue Bachelet la estrella de la muchedumbre concentrada primero en el palacio presidencial La Moneda, en Santiago, y después alrededor del Congreso: «El pueblo unido jamás será vencido», gritaba la multitud y en medio de gritos de «Gracias Michelle».

La presidenta, la última mujer jefa de Estado en ejercicio de América Latina, emprendió durante su segundo mandato un ambicioso paquete de reformas para desmantelar la herencia de la dictadura militar de Augusto Pinochet (1973-1990).

Al final de la tarde de este domingo, el flamante presidente ofrecerá un discurso en el que se espera que desgrane las prioridades de su gobierno.

«Siento que ahora tengo más experiencia, madurez, más sentido de la importancia de unir a los chilenos. Más humildad para escuchar, con los ojos y los oídos más atentos», reconoció esta semana Piñera, de 68 años, vencedor en la segunda vuelta en diciembre ante el oficialista Alejandro Guillier.

El magnate -con una fortuna valorada en 2.700 millones de dólares por la revista Forbes- ha prometido convertir al país en una nación desarrollada en ocho años.

Los mercados respondieron con optimismo a las propuestas de Piñera de incentivar la inversión, apostar con fuerza a la creación de empleos y reducir gradualmente la tasa impositiva a las empresas. (AFP)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.