Aprender 2017: los chicos leen un poco mejor pero siguen mal en matemática
La prueba nacional volvió a arrojar resultados preocupantes

Los resultados de las Pruebas Aprender 2017, que presentó el Presidente este miércoles, muestran una mejora en el nivel de Lengua de los alumnos del último año del secundario. Sin embargo, en Matemática, el desempeño bajo que había quedado evidenciado en las evaluaciones de 2016, aún no se pudo revertir ya que cuatro de cada diez estudiantes del último año reconocen solamente conceptos numéricos básicos y apenas resuelven problemas simples.

Según muestra el relevamiento, crecer en un contexto de vulnerabilidad social y trabajar durante el período escolar son factores determinantes que complican el rendimiento en el aula de los chicos. En Lengua, 17,1 % de los estudiantes alcanzó un nivel avanzado mientras que el año pasado lo había hecho un 9,4% y en el Operativo Nacional de Evaluación (ONE) de 2013, un 11%. En tanto, tuvieron un desempeño satisfactorio un 45,4% este año, contra un 44,2% en 2016 y un 39,5% en 2013. En esta línea es que se habla de una evolución en los niveles más altos: el porcentaje de alumnos avanzados y satisfactorios pasó de un 50,5% en 2013 a 62,5% en 2017.

No ocurrió lo mismo en Matemática, la otra asignatura evaluada entre los estudiantes secundarios. Las ONE de 2013 mostraban que el 40% de los chicos estaba por debajo del nivel básico. Las pruebas realizadas tres años después reflejaban que un 40,9% seguía en esta situación. Y los resultados 2017 afirman que hoy un 41.3% no alcanza los conocimientos elementales.

En la primaria, los alumnos de 6° grado mejoraron tanto en Ciencias Sociales como en Naturales. En los ONE 2013, el 55,5% de los chicos había obtenido resultados avanzados o satisfactorios en Sociales mientras que en Aprender 2017 llegó a esos niveles el 65,6%. En el mismo período, pasó de 53,2% a 67,5% el porcentaje de estudiantes que superaron el básico en Naturales.

La brecha entre los que más y menos tienen quedó reflejada en los números. Tanto en primaria como en secundaria y en todas las áreas evaluadas, los estudiantes que viven en un contexto socioeconómico bajo consiguieron peores resultados que los de niveles medios y altos.

(Fuente: Clarín)

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.