BAHIA BLANCA: «Se me fue un poco la mano», dijo Fernando Benítez cuando lo detenían
Fernando Benítez prestará declaración indagatoria mañana.

Fernando Benítez fue el primer integrante del macabro «Clan Benítez» en ser apresado ayer a la noche en su casa de Güemes al 3.700.

Está acusado, al igual que su hermano y su madre, de haber mantenido secuestradas a dos chicas a las que torturaron salvajemente y violaron en reiteradas oportunidades. Cuando fue detenido confesó los hechos, aunque legalmente, lo dicho en ese momento no podrá ser usado en su contra.

«Se me fue un poco la mano», esbozó el delincuente, cuya brutalidad mandó al hospital a dos jóvenes inocentes que ahora luchan por su vida. Cabe destacar que tanto él, como Gonzalo, y su madre  María Esther, prestarán declaración indagatoria mañana miércoles.

Al respecto, el fiscal Romero Jardín, contó con asombro que «nos fuimos enterando de los hechos a medida que pasaban las horas, luego del testimonio de la primera de las víctimas».

«En horas de la tarde, una de las chicas (Aldana García) logró escapar, llegó a lo de su mamá y fue internada. Antes de perder el conocimiento prestó declaración testimonial y brindó datos del lugar donde se hallaba Fernando Benítez», sostuvo.

Y agregó: «Inicialmente entendíamos que la víctima era una sola. Luego requerimos una orden de allanamiento para requisar la vivienda y la madre de Benítez informó en el 911 que en el patio había una chica que había sido mordida por los perros».

«La ambulancia retiró a la joven con lesiones en todo su cuerpo, que, además, estaba con algunas prendas de vestir dispersas. Ante la gravedad del cuadro me hice presente en el lugar y, temiendo que hubiese más personas en las mismas condiciones, decidí hacer un allanamiento fiscal», contó Romero Jardín.

«García, inicialmente, negaba que el autor de las lesiones fuera Fernando Benítez, pero luego lo admitió. Con él tenía una relación previa. En el caso de Andrea llevaba dos meses allí y Aldana llevaba cuatro meses. Por lo que pudimos apreciar estaban en un pequeño dormitorio de la parte trasera del domicilio», sintetizó el profesional.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.